Tras las elecciones andaluzas


Andalucía tenía dos opciones muy claras, u optaba por el continuismo u optaba por el cambio, es decir, ganaba la izquierda o ganaba la derecha. Yo a esta opción en unas entradas anteriores comentaba que teníamos que elegir entre ser de derechas otorgando un dominio aplastante y único de la derecha (aplastante en cuanto a no debatir nada pues desde el gobierno centras, ayuntamientos y autonomías con todo en mayoría absoluta no habría nada que le frenase las propuestas) siendo una comunidad más o , por se de ideología contraria, convertirnos en ‘mordor’ (aquella tierra donde habitan lo peor de la tierra media del señor de los anillos separada por unas enormes montañas).

Tendremos un gobierno totalmente democrático pues será un gobierno de alianzas, ahora parece ser de izquierdas pero los cuatro años legislativos son largos y si miramos la historia alguna sorpresa saldrá. 

Ahora viene para Andalucía otra elección, o apoyamos todos a nuestra tierra o viviremos en el desgaste político interno. Sufriremos el externo porque todo lo malo, toda deuda, freno o contratiempo nacional recaerá en todos los tópicos que mal pesan en Andalucía, dividirnos como sociedad no es más que un suicidio colectivo.

La izquierda que presidirá la comunidad apuesta por la recuperación del ladrillo, por el campo y el turismo; muy de mi contra pues aunque ahí reside la deuda lo que debe crear empleo y riqueza a corto, medio y largo plazo es uno o más sectores a incentivar. 

La vivienda no es mas que un bien que no genera riqueza a nadie, sólo mueve el dinero. Una industria usa materias primas de varios niveles produciendo bienes y servicios, genera empleo y permite tras la venta y puesta en marcha riqueza y el inicio de engranajes de otros sectores; el ladrillo es un saco de dinero negro, malas prácticas y una vez hecha la vivienda, hotel y otras construcciones semejantes el único camino es seguir construyendo porque una vez construido no hay más, es una de las razones por la que nadie apuesta por el resurgimiento del sector y la constante depreciación de la vivienda, existe muchísima construcción que riqueza en la sociedad y necesidad; recordemos que muchas familias poseían dos o tres viviendas durante el ladrillazo y ya era cuestión de debate. La izquierda cree que éste es el camino.

Todo ciudadano espera algo o mucho del líder a quien vota. Griñan sin hacer demasiado ruido aceptaba la derrota y enfocaba la oposición útil con la total reestructuración del partido, los sindicatos veían que se quedaban sin apoyo institucional para las huelgas y movilización ciudadana, más con los recortes a los sindicatos desde el gobierno; Arenas era ya un triunfalista con sus múltiples declaraciones, todas las estadísticas y hechos contrastables hacía pensar en lo inevitable. Todo ciudadano espera que el líder dirija, motive y respalde a sus seguidores, Arenas ha desaparecido y eso es de mal líder. Por ésto, la mala gestión de sus ventajas y medios y haber perdido las elecciones tantas veces contra dos oponentes distintos y ahora con todo a su favor le deja sin razones para continuar en su posición.

Rajoy debe siempre mostrar su liderarzgo pues España y todas las comunidades esperan que saque al país de ésta situación entonces es de esperar que haga lo propio con el líder del PP en Andalucía. El no dimitir o renovación deberá ser muy justificado ante el aluvión de críticas y comentarios sobre uno, otro y dinámica de partido.

En Andalucía la Junta se encuentra inmersa en múltiples casos de corrupción y fraude, el PSOE hasta ahora ha dejado claro que favorecerá las oportunas investigaciones y no se opondrá al internamiento en prisión de cualquier culpable, dato a tener en cuenta. Pero sí que siempre hay sospecha que se estaban depurando responsabilidades cuando más hacía falta, por lo que será fundamental el transcurso de las acciones de los tribunales y jueces para mejorar la actividad política en la comunidad.

En cuanto a la gente a pié nos van a llover problemas. Andalucía no va a crear empleo, les subirán los impuestos y vivirá un 2012 en medio de un desierto y con la ya conocida presión externa que ejercerá la derecha, viviremos nuestra pequeña guerra ideológica durante cuatro años. 

Es muy preocupante que se haya tirado la toalla respecto a cómo crear empleo. Y es que no hay más; se habla de energías verdes para 2014… de condiciones financieras mejores para 2013… de mejora mínima en el ladrillo para 2013… y el pago a proveedores que suena a dar dinero para dar los finiquitos y cierre de obras y proyectos. De hecho desde Europa se advierte que España está a un paso del abismo, no encuentro razones para pensar lo contrario.

Qué hacer la sociedad a corto y medio plazo? Emigrar si conoces idiomas, y trabajar en negro o con contrato miserable con cada día más caciquismo, porque “es lo que hay” o “esto es lo que pagan todos porque no pueden (y con la ley con la mano-reforma laboral, quieren)”, pero…

Tenemos un viso de esperanza, y así cierro la entrada. Podemos convertirnos en Mordor, podemos ser una sociedad de izquierdas revolucionaria y combatiente ante la más agria derecha con todos los medios a nuestra disposición, huelgas, medios de comunicación, dedazos… o convertirnos en la Galia donde vivían Asterix y Obelix donde un feliz pueblo crece junto en paz y armonía defendiéndose ante los ataques, constituyendo el milagro español, donde se vuelquen todos los esfuerzos financieros para la productividad y resurgimiento de la comunidad, como ejemplo de que con la izquierda se sale de la crisis, se crea empleo y los impuestos aunque necesarios se gestionan adecuadamente y tienen un fin óptimo para su sociedad, una comunidad donde no se hacen estatuas para alimentar el ego y sí industrias que ponen en marcha nuevas empresas, generan nuevas necesidades y mejoran el futuro de la sociedad andaluza, confeccionan un nuevo entramado empresarial, una sociedad que va más allá de los tópicos y que es capaz de reinventarse. Tenemos una oportunidad que hay que aprovechar siendo valiente y optimista.

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: