El Arte de la Guerra


El Arte de la Guerra es un libro de hace milenios enfocado hacia la victoria en la guerra. Es un libro peculiar, distribuidos en distintos temas. El método adecuado para su lectura es la interpretación de la lectura y los paralelismos que nos podemos encontrar en nuestra vida o nuestro ámbito de trabajo.

A continuación se detallan diez sentencia para reflexionar y que se pueden interiorizar para sacar partido en nuestro trabajo en gestión de las TIC

1.       Como norma general, es mejor conservar a un enemigo intacto que destruirlo. Ganar sin violencia.

Ganar por la fuerza conlleva hostilidades en el nuevo entorno y será más difícil una situación estable y en armonía.

2.       Si conoces a los demás y a ti mismo, ni en cien batallas correrás peligro; si no conoces a los demás, pero te conoces a ti mismo, perderás una batalla y ganarás otra; si no conoces a los demás ni te conoces a ti mismo, correrás peligro en cada batalla.

Para poder llevar a cabo cualquier empresa debemos conocer nuestras capacidades y limitaciones, así como la de nuestro equipo.

3.       La invencibilidad está en uno mismo, la vulnerabilidad en el adversario.

Ante una situación turbia hemos de prepararnos primero para el mejor de los contratiempos y luego elaborar la mejor de las estrategias para alcanzar nuestros objetivos.

4.       La guerra es estrategia del engaño.

En una negociación la otra parte siempre velará normalmente por sus intereses, comportarnos con total honestidad y darle cierta información nos puede pasar factura y oportunidades de las que sacarán rédito.

5.       Lo verdaderamente deseable es poder ver el mundo de lo sutil y darte cuenta del mundo de lo oculto, hasta el punto de ser capaz de alcanzar la victoria donde no existe forma.

6.       Las reglas militares son cinco: medición, valoración, cálculo, comparación y victoria.

7.       Gobernar sobre muchas personas como si fueran pocos es una cuestión de dividirlas en grupos o sectores: es organización.

8.       Empleo de métodos ortodoxos y heterodoxos para convertirlo en un único método, volviéndose indefinible para el enemigo.

Aplicar una metodología estándar es una técnica previsible con muchas desventajas, aportar experiencia e ingenio nos hará de nuestra solución un valor añadido.

9.       Cuando hay entusiasmo, convicción, orden, organización, recursos, compromiso de los soldados, tienes la fuerza del ímpetu. Así es posible asignar a los soldados por sus capacidades, habilidades y encomendarles deberes y responsabilidades adecuadas.

10.   La lucha directa es lo más difícil.

En un entorno hostil donde se compite por los resultados en una lucha directa es perjudicial para todas las partes por consumo de recursos e influencia negativa en las personas implicadas.

Espero que

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: